Cómo encontré mi primera idea de negocio para emprender

Una de las cosas que me he dado cuenta es que la gente tiene problemas para encontrar una idea de negocio y establecer metas a largo plazo. Y lo entiendo, porque marcarte un objetivo a largo plazo es duro.

Hoy en día todo cambia tan rápido… lo que ahora parece triunfar y ser el “no va más” puede que dentro de tan sólo 6 meses se haya olvidado y ya nadie lo recuerde.

Sin embargo, establecer metas a largo plazo para mis negocios es lo que a mí siempre me ha funcionado y me ha ayudado a decidir en qué proyectos debería trabajar.

Quizás tú estés deseando montar tu propio negocio, pero te pasas el día dándole vueltas a mil ideas sin conseguir escoger ninguna porque tienes miedo a que no funcione cuando decidas emprender, o simplemente no estés seguro si tendrás las habilidades necesarias para manejarlo.

Por eso he decidido compartir aquí contigo un poco más de mi historia personal, y el método que utilicé – y sigo utilizando – para escoger la primera idea de negocio que me convirtió en un verdadero emprendedor.

 

Definiendo mis metas a largo plazo

Los últimos años de mi vida han sido toda una montaña rusa para mí en donde he vivido el tener que dejar mi empleo, viajar constantemente por el mundo, y construir varios negocios – algunos de ellos funcionaron, pero otros también fracasaron.

(Leer: Por qué dejé mi empleo de $4.000 al mes para ser libre)

Para mi primer emprendimiento, tuve durante mucho tiempo la idea de montar un negocio online. Cuando yo pienso en este tipo de negocios, generalmente lo asocio más con productos de información, sitios de afiliados, y anuncios pagados en páginas web.

Un negocio online rotundamente no es sólo ese tipo de páginas, pero esa es la primera asociación que se viene a mi mente.

Así que cuanto más pensaba en ello en esa época, más me daba cuenta de que, aunque quizás probaría esos sistemas en algún momento para ver cómo funcionaban, no quería que esas fuesen mis principales fuentes de ingresos estables.

Quería tener un negocio “real”, con clientes “reales” que no fuesen necesariamente gente buscando cómo hacer dinero online, sino personas que tuviesen un problema y que yo pudiese darles la solución a través de un producto o un servicio, por ejemplo ayudando a otros emprendedores a iniciar sus negocios.

 

Mujer joven emprendedora sonriendo fuera de su negocio

 

Básicamente, quería tener un negocio independiente con una localización online, pero que funcionase como un negocio offline.

Así que me senté, y tuve una charla “profunda” conmigo mismo, y planeé los objetivos de negocio que quería conseguir en mi vida.

En esos momentos, mis metas eran las siguientes:

  • Construir un negocio exitoso y sostenible de miles de dólares que llenase una verdadera necesidad en el mercado
  • Ser inversor en otras startups (compañías que están arrancando)
  • Reinvertir los beneficios de esa primera empresa en otros negocios de sectores distintos para diversificar mis ingresos
  • Crear una página web que fuese un referente en el mundo online sobre negocios para ayudar a otros a ser libres económicamente con sus propios negocios (esto lo he conseguido con Gananci.com)
  • Participar en convenciones donde pueda dar charlas sobre el mundo empresarial a otros nuevos emprendedores

 

Estos eran mis objetivos empresariales y, aunque algunos de ellos los he conseguido, otros están todavía en progreso y pueden cambiar en un futuro.

Por supuesto, quizás para ti sean ambiciones algo estúpidas, pero cada uno debe tener sus propios sueños y no deben de ser los mismos para todos.

En el momento en que pensé en todas esas resoluciones, no veía absolutamente ninguna razón para no llevarlas a cabo. ¿Qué podía frenarme, excepto mis propios límites que yo me marcase?

Ahora, tenía que escoger un proyecto en el que centrarme.

 

Mi proceso para identificar proyectos valiosos

Así que ¿cómo lo hice?

Bueno, es una tarea bastante difícil el dar un consejo general para una situación tan única, pero aquí va el proceso de 3 pasos que siempre he usado.

Según mi propia experiencia, hay dos cosas importantes que van ligadas a cualquier decisión que tomes en los negocios: el riesgo y la recompensa.

En general, cuanto más riesgo estés dispuesto a asumir, las posibilidades de recompensa serán algo más altas.

 

Paso-11 Identifica tu apetito de riesgo

Piénsalo bien y decide cuánto riesgo es el que, de manera realista, estás dispuesto a afrontar para tu nuevo o siguiente proyecto.

Básicamente significa que, si todo lo que has hecho se va al carajo, ¿qué tan mal te haría sentir eso? Imagínate a ti mismo en el momento en que tires la toalla. ¿Cómo sería ese instante?

Los puntos clave que importan son:

  1. El tiempo. Cuánto tiempo estás dispuesto a “malgastar”. Si tu proyecto fracasa totalmente, ¿cuánto tiempo estás dispuesto a invertir en él antes de darte cuenta que ha sido un verdadero fiasco?
  2. El dinero. Cuánto dinero estás dispuesto a invertir. Imagina que pierdes todo ese dinero, ¿estarías dispuesto a asumir esa situación?

 

Un ejecutivo con traje sobre una cuerda floja suspendida en el aire copia

 

Para mí, las respuestas a estas dos preguntas fueron un año y $10.000 (me refiero a cantidades máximas, no quiero decir que en cualquier emprendimiento que inicio, invierto automáticamente esos $10.000).

Tomé la decisión de que, en ese punto, podía volver atrás si tenía que hacerlo. Todavía sería suficientemente joven y tendría capital para comenzar otro nuevo proyecto con un similar riesgo/recompensa.

 

Paso 2 Define tus recompensas

Ahora piensa en tus recompensas. ¿Qué quieres realmente de tu negocio? Asumiendo que éste tendrá éxito, ¿cómo sería?

  1. ¿Cuántas horas trabajarías en este negocio?
  2. ¿Qué supone este trabajo? ¿Desde dónde trabajarías?
  3. ¿Cuánto dinero estarías generando con ese negocio?

En resumen: ¿cómo sería un día típico de trabajo?

 

Hombre de negocios firmando unos papeles en su oficina y calculando con una calculadora

 

Para mí, este negocio sería aquel en el que pudiese trabajar a tiempo completo, pero que funcionase por sí solo y me permitiese viajar dos semanas o un mes entero si quería, con unos ingresos de 6 cifras y que fuese manejable desde cualquier sitio.

Naturalmente, esto será distinto para alguien que quiera ganar un extra de $1.000, trabajando 5 horas a la semana, y fuera de su oficina.

 

Paso 3El proceso de eliminación

Voy a asumir que no estás corto de ideas; pero si es así y no tienes ninguna, es hora de pensar en todas aquellas que posiblemente encajen contigo, o que te inspires con algunas ideas de negocio ya establecidas.

(Leer: 7 ideas de negocios para jóvenes emprendedores sin invertir)

La mayoría de emprendedores tienen miles de ideas, pero su problema es que no saben cómo priorizarlas (y esto puede provocar un gran quebradero de cabeza).

 

Hombre con la cabeza a punto de explotar

 

Así es cómo se hace.

Elimina todas aquellas ideas que no te ofrecen las recompensas potenciales que necesitas. ¿Qué sentido tiene si no hay algo que te compense de verdad?

Luego, elimina todas aquellas ideas para las que crees que no tienes recursos (tiempo suficiente, dinero necesario, experiencia); sólo así podrás tener posibilidades de éxito.

Por último, elige la que tiene el menor riesgo para ti.

Por ejemplo, si yo quisiese ganar $1.000 al mes como complemento a mi sueldo, trabajando 5 horas a la semana, no escogería construir una agencia de gestión de redes sociales – consumiría más tiempo del que quiero y sería demasiado arriesgado -.

 

¿Cuál fue la primera idea de negocio que elegí?

Mi primer emprendimiento – y el cuál te explicaré en el siguiente post cómo lo monté – fue una página web basada en enviar vídeos motivacionales a diario.

Leído así, parecía un negocio que apenas iba a durar (y aún menos que me podría conseguir los ingresos que yo quería), pero lo cierto es que en estos últimos años me ha reportado aún más beneficios que al principio y sigue en pie.

Cuando lo monté, hace ya varios años, parecía que no tuviese ningún tipo de posibilidad porque no había una audiencia específica a quien le interesase el tema – o eso pensaba yo – y había otros competidores que tenían mayores recursos que en mi caso.

Al principio, sentí preocupación pensando que no funcionaría, y lo peor de todo era la idea que me angustiaba de tener que volver a trabajar en un empleo normal y no tener aptitudes de emprendedor.

 

Hombre preocupado con su mano sobre su frente

 

Sin embargo, después de pensarlo bien, supe que podía diferenciarme claramente de esa competencia, y que podía atraer a gente que tuviese, aunque fuese mínimo, un interés por ello. Y así ha sido hasta el día de hoy.

Este es el método que utilizo para priorizar mis proyectos, y el que seguiré usando mientras siga funcionándome como hasta ahora. Creo que el proceso es bastante sólido, y con él se consigue de forma muy acertada tener una previsión de los resultados.

 

Ahora es tu turno, y me encantaría que abajo en los comentarios compartieses conmigo cuáles son tus estrategias para poder escoger la idea de negocio que más se adapta a ti, o cuáles son los obstáculos que te impiden escoger una idea para montar tu propio negocio.

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

50 comments on “Cómo encontré mi primera idea de negocio para emprender

  1. Hola andres buen dia, quiero realizar mi propio negocio estoy cansada de trabajar para otro llevo como 10 años trabajando hace un año estaba decidida pero me llamo una amiga me insistio en trabajar en una de los mejores laboratorios y estoy ahi trabajando un poco aburrida porque todos mis familiares son independientes y a parte de tener su libertad no rendirles cuentas a nadie tienen plata, eso me insentiva a colocar mi negocio pero estoy dudosa ya que estudio quimica farmaceutica estoy en octavo semestre y pues me preocupa no tener para mi siguiente semestre si invierto mis ahorros en un negocio, si me puedes ayudar y a parte de eso quiero mientras puedo estar en mi negocio poder hacer mis tareas con tranquilidad sin que nadie me este vigilando que hago

  2. buenas tarde ..muy interesante pero tengo que decirte que inernet a veces pasa informaciones que no son completas….para obtener resultado no hay formulas secretas ..mmuchas horas y voluntad de tomar un problema e solucionarlo…..

  3. Hola Andrés mi nombre es lucia soy directora de ventas independiente Mary kay yo inicie mi negocio hace año y medio deseo tener publicaciónes exitosas ya que quiero crecer más No me quiero conformar y leí tu artículo me gustó mucho me gustaría aprender a llegar a más personas

    • Hola Lucía! Si lo que quieres es llegar a más personas, te recomiendo que hagas esto:

      – Crea tu propio blog en el que hables sobre los productos de Mary Kay y donde tus lectoras puedan contactarte para comprar esos artículos.
      – Haz también una página de Facebook y una cuenta en Instagram para tu blog.
      – Contacta con blogs de belleza y diles si puedes escribir un artículo invitado para ellos donde enlaces a tu blog.

      Siguiendo esas 3 simples estrategias conseguirás llegar a más personas en Internet 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *