Cómo beneficiarte de las personas que no creen en ti

¿Alguna vez alguien te ha dicho que no puedes lograr algo? Seguro que más de una vez, ya sea por parte de amigos, familiares o incluso gente que no es tan cercana. La negatividad de las personas siempre existirá cuando intentes alcanzar el éxito.

Quieren hacerte dudar de tus capacidades, de tu inteligencia y de tu poder. No puedes controlar lo que te suceda, pero sí cómo lo percibes y tus reacciones. Haz que tus reacciones sean positivas y no dejes que las opiniones de otras personas se interpongan en tu camino.

En realidad, puedes beneficiarte de esas personas que no creen en ti. Aquí te mostraré 4 razones por las que esas personas que no creen en ti te ayudarán a cumplir tus sueños.

 

4 maneras de beneficiarte de los que no creen en ti

 

1. Te motivarán

No pierdas tiempo escuchando a los que no creen en ti, sus opiniones no te definen a menos que tú lo permitas.

Antes de que Michael Phelps ganara varias medallas de oro, ya había anunciado al mundo que ganaría el oro en los mejores eventos. Mucha gente lo criticó por eso, pero él solo se motivó más y demostró de lo que era capaz ganando en las olimpiadas.

Tú eres el único que decidirá si esas personas acabarán con tu camino o serán el impulso que te motive a conseguir lo que te propones. Esa motivación por demostrar que están equivocados, puede llevarte al éxito.

 

 

2. Serán tu apoyo

Las personas suelen criticar aquellos objetivos que son diferentes a los que están acostumbrados a oír o a ver. Aunque sus creencias y opiniones no estén alineadas con tus ambiciones, existe la posibilidad de que se vuelvan en tus más grandes aliados.

Tener personas que apoyen tus sueños puede acelerar tu éxito, esas personas que no creen en ti ya demostraron que tienen una voz que están dispuestos a utilizar, ahora tienen que hacerlo para apoyarte.

Hacer que otros entiendan y apoyen tu visión no es nada fácil, pero debes intentarlo. Si tienes muchas personas que dudan de ti, quiere decir que tu objetivo es grande y vas por buen camino.

Hay una frase motivadora de Usain Bolt que me gusta recordar:

“A todos los que dudan de mí, muchas gracias porque vosotros sois quienes me empujásteis a ser mejor”.

 

 

3. Quieren que tengas éxito

Usualmente, las personas que no creen en tus sueños son aquellas que te aman. Quienes se oponen más suelen ser las personas más cercanas a ti, como tus familiares, amigos e incluso tu pareja.

Por ejemplo; si tienes un amigo que fracasó con sus negocios, te dirá que vayas a lo seguro y consigas un empleo estable. Estas personas proyectan sus propias limitaciones en ti, con la excusa de que quieren lo mejor para ti y evitarte el fracaso.

En el fondo quieren que tengas éxito, por lo que será fácil hacer que te apoyen cuando empieces a tener resultados. No dejes que su opinión te limite, recibe su consejo y sigue tu camino.

Conforme vayas progresando y demuestres que sí puedes, los estarás ayudando a eliminar esas limitaciones de su cabeza para que ellos mismos se atrevan a ir por sus sueños.

Como dijo Hayley Williams:

“Disfruto demostrarle a las personas que están equivocadas”.

 

 

4. Te pueden hacer mejor

Cuando quieras lograr algo grande, serás criticado. La manera en que tomes las críticas puede determinar tu éxito.

Deja tu orgullo y considera lo que estas críticas pueden aportarte. No lo tomes personal, debes ser lo más objetivo posible. Tal vez gran parte de lo que escuches esté mal, pero intenta encontrar esa pequeña verdad que puede haber en esas críticas.

Por ejemplo, si le pides un ascenso a tu jefe y te dice que aún no estás apto para el puesto, escucha sus razones. Su retroalimentación puede ayudarte a saber en qué mejorar, tal vez necesites cierta habilidad o aptitud que podrías desarrollar.

Acepta las críticas constructivas y mejora constantemente.

 

 

Y tú, ¿dejas que los demás controlen tu vida? ¡Escríbenos en los comentarios!

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *