6 formas de monetizar una app

¿Has pensado alguna vez crear una app? Las aplicaciones móviles están en auge y si quieres ganarte un dinero con esto, es el momento. Presta atención a los consejos de este post invitado de Sandra Martín, donde descubrirás las mejores opciones para ganar dinero con una app gratuita y algunos trucos para promocionarla. ¡No pierdas detalle!

 

En los últimos años se ha visto un fuerte crecimiento de las aplicaciones móviles. Es indiscutible el hecho de que las apps son el formato digital audiovisual del momento gracias a todas sus características y oportunidades de interacción que ofrecen.

Cientos de emprendedores, expertos tecnológicos y desarrolladores se plantean crear una app para generar beneficios o incluso ganarse la vida con ella.

En este artículo te cuento todas las estrategias de monetización de una app que existen en este momento y te doy algunas ideas para mejorar la promoción y obtener el mayor número de descargas posibles a través del posicionamiento ASO y el App marketing.

 

Aplicaciones gratis: ¿son rentables para los desarrolladores?

Cuando se plantea el desarrollo de una aplicación, uno de los aspectos a tener en cuenta debe ser la monetización de la misma, además de analizar en un primer momento si la app aporta valor al usuario.

 

 

Lo más habitual en este mercado es que las aplicaciones sean totalmente gratuitas. Es decir, que no se pague nada por la descarga de la aplicación. Este hecho facilita mucho las cosas a sus creadores, ya que los usuarios tienden a descargarla con mucha mayor facilidad que si cuesta una determinada cantidad.

Cuantas más descargas genere una aplicación, más conocida será entre los usuarios y más ingresos producirá a largo plazo. No obstante, el hecho de que una aplicación no tenga un coste por descarga no quiere decir que sea gratuita totalmente. Existen diferentes formas de cobrar una determinada cantidad al usuario o monetizarla a través de publicidad.

Así, podemos establecer dos primeros tipos básicos de aplicaciones móviles según su monetización: aquellas que tienen un pago inicial determinado (los precios pueden variar según el tipo y funcionamiento de la app) y aquellas que en un primer momento son gratuitas, aunque se incluyan diferentes aspectos monetizados. Así, parto de la base de que la primera forma de monetizar una aplicación es cobrando directamente por ella.

 

¿Cómo ganar dinero con una app gratuita?

Aquí es donde viene el quid de la cuestión. Si decido crear una aplicación que no tenga un coste inicial para el usuario, ¿existen posibilidades de obtener rentabilidad? La respuesta es totalmente afirmativa:

 

1. Modelo Freemium

Este es el método para monetizar una app más utilizado por los desarrolladores. Este método consiste en ofrecer una primera versión gratuita de la aplicación con determinadas funciones y aspectos interesantes para el usuario.

 

 

Sin embargo, la app tiene algunas de estas funciones limitadas de modo que, si es interesante para el usuario, este deberá pagar una suscripción para poder tener una versión completa de la app. Esta forma conseguirá buenos resultados ya que enseñas tu producto al usuario, enganchándole y promoviendo que quiera comprar la versión completa de la app.

 

2. Prueba gratuita

Esta opción de monetización tiene mucho que ver con la anterior, pero consiste en ofrecer la versión completa de la aplicación de forma gratuita durante un periodo de tiempo.

Así, el usuario podrá probar la app durante 15 o 30 días y si realmente es provechosa para él, tendrá la oportunidad de descargársela con un cobro más adelante. Si la aplicación se vuelve imprescindible para los usuarios, estos no dudarán en comprar la versión de pago.

 

3. Publicidad In-App

Uno de los métodos más comunes para monetizar una app es incluir dentro de ella anuncios publicitarios, normalmente de otras aplicaciones. Hay diferentes redes de publicidad móvil como AdMob, iAd o AdColony que crean a través de su propio software una red de anuncios.

 

 

Esta estrategia no requiere de un gasto por parte del consumidor, aunque este vea interrumpido el uso de la app por la irrupción de anuncio. Así, cada vez que el usuario hace clic en alguno de los anuncios, el creador de la app recibe una cantidad predeterminada que depende de la tasa de coste por clic que se haya fijado previamente. Este tipo de monetización requiere de bastante tiempo para obtener buenos resultados.

 

4. Compras In-App

Similar a la estrategia freemium es la de incluir la opción de compra dentro de la aplicación para obtener determinadas mejores u opciones especiales que mejoren la experiencia de uso.

 

 

Por ejemplo, cuando se trata de un juego es muy normal ver como los usuarios tienen la opción de comprar vidas, mejoras o características especiales para sus personajes. Esta opción garantiza que el usuario se descargue la aplicación al ser gratuita, pero cuenta con la opción de mejorar sus posibilidades. Conocidos juegos que funcionan con esta estrategia son Angry Birds o Los Sims, por ejemplo.

Esta estrategia no pertenece solo a las aplicaciones de juegos ya que se pueden aplicar a diferentes opciones. Un ejemplo puede ser Orbyt, la aplicación creada por Unidad Editorial para ofrecer sus diferentes publicaciones.

 

5. Modelo Dynamic

Esta estrategia de monetización es una fusión entre las nombradas anteriormente y depende de diferentes factores del comportamiento del usuario. Así, la forma de rentabilizarla responderá a las acciones del usuario.

Por ejemplo, se le ofrece una serie de compras in-app. Si el usuario las rechaza, se le incluirá publicidad para poder obtener algún tipo de beneficio.

 

6. Modelo Paidmium

Esta monetización es una mezcla entre el modelo Freemium y el de pago. Es decir, se suma al coste de la aplicación -que suele ser mínimo- diferentes pagos complementarios con compras in-app para adquirir funcionalidades extra.

 

¿Cómo dar a conocer una app?

Es importante tener en cuenta la opción de que la rentabilidad de crear una aplicación no venga de manera directa desde la aplicación, sino de otros negocios alrededor de ella.

 

 

Me refiero por ejemplo a crear una aplicación para un ecommerce. Es evidente que en este caso la monetización está clara pero el desarrollo de la aplicación responde a una necesidad que presentan los usuarios del siglo XXI: cuántos más canales de venta tenga, más probabilidades de compra habrá.

Además, también existe la posibilidad de obtener un patrocinio de otra compañía más grande que la nuestra para crear la aplicación. Es importante que los objetivos y la finalidad de la app encaje con los valores y estrategias de dicha empresa.

Una app tiene el poder de ser utilizada como una herramienta de branding con la que fortalecer un negocio determinado. Este patrocinio, además de ser considerado en parte como una forma de monetización, permite que nuestra aplicación cuente con una promoción mucho más fuerte al contar con la base de datos de los clientes de dicha empresa.

Y es que para que una aplicación tenga éxito es totalmente necesario que se realice una campaña de marketing basándose en una serie de objetivos y estrategias.

 

 

Es importante tener en cuenta tres conceptos:

 

App Marketing: campañas de marketing, publicidad y comunicación que engloban todas las estrategias y acciones que se van a realizar con el objetivo de dar a conocer y fomentar las descargas de la aplicación. Tratamos a la aplicación como un producto por lo que las acciones y estrategias a llevar a cabo pueden enfocarse de la misma manera. Por ejemplo:

  • Crear una página web o una landing page en la que se explique con mayor exactitud en lo que consiste la app.
  • Plantear un Social Media Plan con la creación de diferentes perfiles en las redes sociales que mayor interés pueda generar la app: YouTube, Facebook, Twitter, Instagram, Google Plus…
  • Estrategia de email marketing con la que alcanzar a todos los posibles usuarios interesados en nuestra aplicación para que dicho interés se convierta en una descarga.
  • Publicidad en redes sociales, Google AdWords o los canales tradicionales (prensa escrita, televisión, radio…)
  • Comunicación con medios de comunicación para dar a conocer la aplicación mediante notas de prensa o entrevistas con los desarrolladores.

 

ASO On-Metadata: aquellos elementos que podemos modificar dentro de la propia ficha de la aplicación en el App Store o Google Play para fomentar la descarga y animar al usuario a que se descargue la aplicación.

 

ASO Off-Metadata: factores externos que no están bajo el control total del desarrollador o de la marca y que dependen en gran medida de la respuesta de mercado y del volumen de la inversión.

¿Estás preparado para crear tu app y ganar dinero con ella?

 

 

Descripción del autor: Sandra Martín es Periodista enfocada al Marketing Digital y Social Media. Tras pasar por Europa Press y Cambio16, ahora ha encontrado su sitio en la Agencia de NeoAttack. Le gusta escribir sobre turismo, cultura y tecnología.

The following two tabs change content below.
Edith Gómez

Edith Gómez

Soy una apasionada del marketing digital especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *