5 características de un trader exitoso que te faltan

¿Quieres conocer algunas alternativas para invertir tu dinero? Hoy, nuestro autor invitado IG, empresa que ofrece operar con CFD en diversos mercados financieros, hablará sobre el trading online y las habilidades que un trader necesita para beneficiarse al máximo de las operaciones que ejecute. Entérate, ¡invertir hoy no es de ricos!

 

El trading online está de moda, de eso no cabe duda. Cada vez son más las personas que se adentran en este mundo, ya sea buscando ingresos puntuales o el punto de diversión que echan en falta en su vida diaria.

Al fin y al cabo, la llegada masiva de Internet a nuestras vidas desde hace unas décadas ha democratizado enormemente el mundo de la inversión financiera.

Si antes eran solo unas pocas élites económicas las que podían invertir en la bolsa, en el mercado de divisas o sobre el precio de las materias primas, ahora cualquiera lo puede hacer.

Eso sí, no cualquiera puede ponerse a operar con dinero real en las plataformas de trading online. Se requieren unos conocimientos mínimos, preparación psicológica y, sobre todo, tener muy claro ciertos conceptos básicos antes de entrar a mover dinero dentro de este mundo.

A continuación, en caso de que quieras unirte a este mundo e intentar sacar unos beneficios a través de operaciones en los diferentes mercados financieros, te explicamos las cinco características básicas de un buen trader.

Síguelas paso a paso y, aunque quizás no te asegures convertirte en el nuevo Warren Buffett, pero sí tendrás más posibilidades de sacar resultados positivos en tus operaciones o de, al menos, no perder todo tu dinero en un abrir y cerrar de ojos.

 

1. Rodéate de lo mejor de la industria

Este es el primer paso indispensable si quieres tener éxito en el mundo de la inversión online. Nadie es tan listo —ni tan rico— como para hacerse millonario por su cuenta en el trading online, y por ello un trader que aspire a ganar dinero debe juntarse a marcas instauradas en el mercado, con cierta reputación. Especialmente cuando toca escoger a un bróker.

 

 

Un bróker o corredor de inversiones es la plataforma a través de la que los traders hacemos nuestras inversiones en los diferentes mercados. Ellos ofrecen diferentes precios por cada instrumento y nosotros decidimos si comprarlo o no.

En cuanto a la elección de uno de estos brokers, siempre compensará muchísimo más acercarse a plataformas que, aunque sean un poco más caras o tengan un proceso de inicio de sesión más complejo y exigente, ofrezcan todas las garantías de estar operando con un actor reputado. En ocasiones, ocurre que los traders comenzaron a operar con los brokers más baratos y que acabaron por resultar una estafa.

Lo mismo ocurre con cualquier otro tipo de compañía, agencia o trabajador autónomo que vaya a ser instrumental para nuestras inversiones o que suponga una ayuda para nuestras actuaciones.

La clave es, siempre, acudir a actores que tengan cierta reputación y que ya cuenten con un nombre y una fama positiva en la industria.

Siempre nos debemos alejar de las opciones más baratas, ya que detrás de esos bajos precios suele haber una reducción de la calidad muy importante.

En numerosas ocasiones, podemos ver ofertas increíbles para operar sobre mercados poco seguros como el de las criptodivisas a cambio de precios irrisorios.

No hagas caso, intenta contar solo con firmas y trabajadores que, aunque más caros, tengas la mayor seguridad de que no te van a fallar de ningún modo.

 

2. Sé paciente, las prisas nunca ayudan

Nadie nace aprendido. Aunque sea una frase hecha, esta es una verdad muy importante, sobre todo en el mundo del trading online.

 

 

Como inversor novato deberás tomarte tu tiempo para aclimatarte al entorno, conocer los diferentes tipos de mercados, las posibilidades que te ofrecen y el comportamiento de los diferentes instrumentos en cada uno de estos mercados.

Así, por ejemplo, una de las recomendaciones más habituales para un trader novato suelen ser las cuentas demo.

La mayoría de brokers reputados cuentan con este tipo de cuentas, en las que se opera con dinero ficticio en vez de real. Su finalidad es hacer que el trader se acostumbre al funcionamiento de los mercados y de todo lo que tiene que ver con el trading: movimientos de precios, utilización de estrategias, identificación de patrones en las subidas o bajadas de valor, etc.

No importa el tiempo que te tengas que pasar operando en una cuenta demo, lo importante es que, cuando te decidas a dar el salto a las cuentas en las que se opera con dinero real, tengas las nociones suficientes como para no perder tu capital en un par de movimientos erróneos.

Además, la paciencia no hay que aplicarla solo cuando se es un novato sin mucha idea de cómo funcionan los mercados financieros, sino que hay que mantenerla hasta el último segundo de nuestra vida como trader.

Las prisas son siempre malas consejeras, y de nada sirve cerrar las operaciones antes de tiempo o querer hacerse rico en cuatro o cinco operaciones. Puedes estar completamente seguro de que si intentas hacerte rico en unas pocas operaciones arriesgadas:

  • Acabarás arruinado y sin dinero, ya que la única forma de conseguir unos ingresos estables y constantes es mediante un trading concienzudo, y no a lo loco.
  • Te frustrarás, ya que pensarás que no tienes ‘lo que hay que tener’ para triunfar en el mundo del trading online.

 

 

Por todo ello, ya sabes, haz un ejercicio de paciencia y prepárate para poner tus nervios a prueba. Esto del trading online es como el mundo de los francotiradores, solo gana el que más espera y el que cuenta con unos nervios de acero.

 

3. La disciplina, la clave de la industria

La paciencia es tremendamente importante en la inversión online, pero también hay que reconocer que la disciplina no lo es menos. Y es que un buen trader cuenta con un gran control sobre sí mismo, tanto a nivel financiero, como emocional o de trabajo.

Por ejemplo, casi la parte más importante para invertir de forma online es el contar con una disciplina total en cuanto a nuestra organización económica.

Un trader de verdad solo opera con el dinero que ha podido ahorrar para este fin fuera del dinero que necesita para su vida y gastos diarios.

Y es que en el momento que cualquier persona empieza a tirar de su cuenta de ahorros o gastos diarios para poder invertir ese dinero en los mercados financieros, esto quiere decir su ruina acabará llegando. Más tarde o más temprano, pero segura que acaba llegando.

No mezclar el dinero que se dedica al trading con el de la vida diaria es la máxima principal en la vida de un inversor financiero.

Luego, y como explicábamos antes en el punto de la paciencia, también se requiere una enorme disciplina y control sobre uno mismo.

 

 

Por ejemplo, pongamos una situación habitual: contamos con un instrumento financiero (las acciones de una empresa) que cuesta unos 30 euros, pero su precio está descendiendo por debajo de lo normal, y parece que va a seguir cayendo en picado.

Aquí, la decisión responsable es vender mientras el activo todavía tenga un valor aceptable y por el que podamos sacar algo. Sin embargo, si esperamos demasiado tiempo, pensando en una falta de disciplina que quizás el precio vuelve a subir, podremos estar ante una pérdida total del valor del instrumento y que, por lo tanto, nos quedemos sin nada.

Por ello, aunque nos cueste, tenemos que tener la disciplina suficiente como para vender el instrumento en el tiempo justo, aceptando las pérdidas que nos genere, en vez de intentar darle la vuelta a la situación y acabar sin nada.

Así pues, también es importante no dejarse llevar por ningún tipo de corazonada, intuición o pensamiento irracional. La clave del éxito en el trading es la racionalidad y la disciplina.

 

 

Saliéndote de su campo podrás tener suerte un día, dos o, incluso, tres; pero lo que está claro es que tarde o temprano perderás todo el dinero ganado a través de la suerte. Sin método (y sin disciplina) no hay paraíso en el trading online.

 

4. Adaptarse o morir

En los mercados financieros abiertos al trading online hay una diversidad enorme de materias sobre los que operar, así como formas de hacerlo. Y, obviamente, no es lo mismo invertir en monedas del mercado Forex o de divisas que en contratos futuros sobre materias primas como el crudo de petróleo o el oro.

Por eso, un buen trader debe saber adaptarse a cada uno de ellos, aplicando métodos diferentes a cada uno de los espacios.

A continuación, te dejamos una definición de cada uno de los mercados en los que tendrás oportunidad de adentrarte en el trading online:

 

Mercado de divisas o Forex

El Forex (Foreign Exchange Market) es el espacio económico donde se intercambian divisas por otras.

Es decir, en él se compran y venden todas las monedas del mundo (el dólar norteamericano, el euro, el peso mexicano, la libra esterlina, etc). Los precios de cada una de estas monedas se configuran en base a la oferta y la demanda, y el objetivo de los inversores es comprar una moneda antes de que suba su valor, generando así una ganancia.

Para un inversor iniciático, lo mejor es empezar a operar en estos mercados con productos derivados como los CFDs (Contratos por Diferencia).

Con estos productos, uno puede entrar a operar sobre las divisas sin tener que hacer un desembolso inicial de dinero muy grande. Con los CFDs, en vez de comprar un producto, solo ganarás exposición a los cambios de precio que se realicen en él durante un tiempo determinado.

 

 

Materias primas

Otro de los mercados con más atractivo para los nuevos inversores es el de materias primas, en el que se puede operar sobre un gran número de materias primas.

Igual que en el caso del mercado de divisas, el mercado de las materias primas se define por la oferta y la demanda. Aunque, en este caso, el producto más utilizado para invertir son los Contratos Futuros.

Dentro de las materias primas, el oro, el petróleo, o el gas natural son algunos de los productos en los que más se invierte, aunque sus características son totalmente diferentes.

Mientras que el oro es un valor refugio —los inversores acuden a él para guardar el valor de su dinero, ya que el oro nunca se devalúa—, el petróleo es mucho más volátil, y se adapta mejor a operaciones más arriesgadas.

 

 

Las criptomonedas

El Bitcoin, Litecoin, Ethereum y el resto de las monedas electrónicas son algunos de los productos financieros más volátiles del mundo.

¿Qué quiere decir esto? Que su precio sufre cambios constantes en su valor y que estos cambios pueden ser de hasta el 20% o 30% en un solo día.

En realidad, el funcionamiento del mercado de criptomonedas es muy similar al del Forex, y, también en este caso, los CFDs son el producto que mejor se adapta a este espacio económico.

Sin embargo, la enorme volatilidad del mercado de criptomonedas hace que, aunque sea muy fácil hacer grandes cantidades de dinero en solo unas horas si eres capaz de coger la tendencia correcta, también es extremadamente sencillo perder grandes cantidades de dinero si no estás atento. Por ello, es un mercado que requiere una atención extrema.

 

 

5. Sigue siempre una estrategia

Como último paso importante, debes tener siempre en cuenta que la base de todo tu sistema de trading debe de ser una estrategia bien planteada.

Y tu comportamiento frente a esta estrategia debe aunar los cuatro conceptos expuestos anteriormente: paciencia para que funcione, disciplina para no salirse de las normas que has marcado, que se adapte a cada uno de los tipos de mercado en los que vayas a invertir y, muy importante, que cuente con los análisis o herramientas de empresas de reputación en la industria del trading.

Si tu estrategia es la correcta desde el punto de vista analítico y, a la vez, aplicas los cuatro pasos que te hemos explicado anteriormente, tu trading está listo operar sin problemas en los mercados financieros reales.

Podrás perder o ganar más dinero, pero por lo menos cumplirás con todos los requisitos para no perder todo tu dinero debido a la inconsciencia o al desconocimiento.

 

The following two tabs change content below.
Edith Gómez

Edith Gómez

Soy una apasionada del marketing digital especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *