10 trucos infalibles para aumentar tu productividad personal

¿Nunca has sentido que las horas van volando y no tienes tiempo para nada? Seguro que te pasa muchísimo y casi todos los días de la semana. Al final, terminas pensando “las horas no son suficientes”, pero en realidad, todo se trata de lo poco productivo que eres. 

Por eso dejaré que nuestra invitada de hoy, Marissa Glover Aguilar de Dosis de psicología, comparta 10 trucos que te ayudarán a mejorar tu productividad personal.

 

“No existe falta de tiempo, existe falta de interés porque cuando la gente realmente quiere, la madrugada se vuelve día, el martes se vuelve sábado y un momento se vuelve oportunidad”.

En muchas ocasiones, cuando nuestro objetivo es tratar de ser más productivo y sacarle el máximo partido a nuestro día a día, una de las barreras más comunes que tenemos es precisamente la “falta de tiempo”.

Y es que a veces pareciera que hacemos muchísimas cosas durante el día, sin embargo, nos damos cuenta de que todo eso que hacemos no nos está llevando a donde deseamos llegar y que para lograrlo necesitamos un tiempo extra.

Está claro que sería maravilloso para muchas personas que los días tuvieran más de 24 horas y así disponer de más tiempo para hacer lo que deseamos, sin embargo, ¿qué tan cierto es esto?, ¿realmente sabríamos aprovechar esas horas adicionales?

Cuando no sabemos aprovechar bien nuestro tiempo, suele suceder que las ocasiones en las que tenemos más tiempo libre (que tanto estábamos esperando para hacer cosas productivas), nos damos cuenta que incluso éramos más productivos cuando teníamos menos tiempo.

Evidentemente, esto no ocurre siempre y hay personas que saben realmente aprovechar ese tiempo extra que tienen al máximo. Pero, para los que aún estamos en el proceso de lograrlo y de llegar a ser esas personas productivas que deseamos, nos cuesta bastante poder sacar el máximo partido a nuestro tiempo.

 

¿Qué es la productividad personal?

Podemos definir a la productividad personal como aquella relación que existe entre lo que deseamos conseguir y el tiempo que invertimos en ello. Por lo que se puede decir que cuanto menos tiempo lleve conseguir un determinado resultado, más productivo resulta ser.

En realidad, se productivo es un hábito y como sabemos, los hábitos no son innatos, se aprenden y se van desarrollando con el tiempo y la constancia. Por lo tanto, todos y cada uno de nosotros somos capaces de desarrollarlos.

Una persona productiva no es la que trabaja más, sino más bien es aquella que sabe trabajar en menos tiempo y mejor. Por lo que, más que enfocarse en la cantidad de cosas que tiene que hacer, sabe priorizar y le da preferencia a la calidad con la que puede hacer las cosas.

 

Cómo ser más productivo

 

Sabes que NO estás siendo productivo cuando…

  • Al finalizar el día te quedas con la sensación de que pudiste haber hecho más y cosas aún mejores para lograr tus objetivos.
  • Te sientes estresado o estresada porque cada vez la lista de cosas que tienes que hacer se hace más grande y “no tienes tiempo para nada más”.
  • Nunca terminas de hacer las cosas que tenías pendientes para hacer en tu día a día.
  • Te sientes frustrado e insatisfecho contigo mismo al ver que pasan los días y no haces o no puedes terminar lo que realmente te importa.
  • Estás siempre con prisas y te retrasas en las tareas que tienes que llevar a cabo.
  • Pierdes mucho tiempo pensando en lo que puedes hacer y terminas haciendo nada o muy poco.

 

Si te sientes agobiado, como si no tuvieras otras salida a esto que te está ocurriendo y piensas que eres la persona menos productiva y más desorganizada del mundo, debes saber que siempre tienes la posibilidad de cambiar, en cualquier contexto en el que te encuentres y a cualquier edad.

Siempre hay algo que puedes hacer por mejorar tu día, aumentar tu desarrollo personal y en este caso, mejorar tu productividad.

 

10 trucos para aumentar tu productividad

Como te mencioné anteriormente, cualquier persona es capaz de aprender a ser más productiva ya que se trata de un hábito que se puede cultivar en cualquier momento.

Como todo hábito, requiere de esfuerzo y constancia para que finalmente se quede arraigado en nuestra forma de actuar todos los días.

Sin embargo, estos 10 trucos sin duda te serán de gran utilidad para que puedas lograrlo de manera más sencilla y con menor esfuerzo.

Por eso, te aconsejo llevarlos a la práctica a partir de HOY para que puedas ser testigo de sus increíbles resultados.

 

1. Ten claro lo que deseas conseguir

El paso más importante para comenzar a ser más productivo es tener claro exactamente cuáles son los resultados que deseas obtener.

Por ejemplo, el objetivo de una persona que está comenzando a emprender puede ser lograr ser más eficiente en sus tareas domésticas y en su trabajo para tener más tiempo para llevar a cabo ese proyecto personal que tanto le apasiona.

Para tener claro qué es lo que quieres conseguir, haz una lista de aquellos objetivos y metas personales que deseas alcanzar.

Después de haber hecho tu lista, selecciona aquellos que de momento no tendrán tanta relevancia en tu vida, de los que aún no estás 100% seguro y que podrías comenzar después de haber logrado los que has elegido.

 

Fijarse una meta

 

2. Identifica tus objetivos a corto plazo y realiza un plan de acción

Después de tener claras tus metas personales o lo que deseas lograr a corto o largo plazo, es necesario que comiences a dividirlas en pequeños objetivos que serán tu plan de acción.

De esta manera, será más fácil que llegues a tu meta final dando pequeños pasos, pero contundentes, para finalmente llegar a tu objetivo con menor esfuerzo e incluso en menos tiempo.

Cuando visualizamos únicamente la meta a largo plazo que queremos conseguir y dejamos de prestar importancia a los pequeños pasos que tenemos que dar para lograrlo, es más probable que abortemos la misión ya que nos frustraremos al tener la sensación de hacer muchas cosas y no llegar a nada.

Esto aunado a que el hecho de establecer pequeños objetivos nos ayuda a ser más organizados en el logro de nuestra meta, por lo que es más rápido, contundente y por lo tanto, productivo.

 

3. Evalúa y modifica tus creencias limitantes

Hay que tomar en cuenta que si cambiamos nuestras creencias, podemos cambiar también nuestro comportamiento.

Así que es necesario que prestes atención a aquellas creencias que tienes arraigadas y que van en contra de lo que deseas lograr. Por ejemplo, puedes tener la creencia de que “para emprender necesitas tener una gran capital”.

Está claro que si deseas emprender y tienes esta creencia, será muy difícil que lo logres.

Por eso es necesario que una vez que la hayas identificado, la anotes, reflexiones acerca de ella de manera más objetiva y la modifiques por otra que te beneficie para lograr tu objetivo.

Una manera de hacerlo, siguiendo el ejemplo en donde se tiene la creencia de que “para emprender necesitas tener un capital”, la nueva creencia sería que “no necesitas tener dinero para invertir ya que ahora tienes más opciones para hacerlo, incluso puedes comenzar a trabajar por Internet sin invertir nada”.

Un ejemplo claro es el caso de los psicólogos, quienes por medio de la ayuda psicológica en línea se han abierto las puertas en la comunidad de Internet y ahora mismo pueden atender a personas de otros países, cosa que antes era inimaginable.

Así como están ellos, también existen muchos otros profesionales que han logrado llevar a cabo su trabajo desde casa y van en aumento.

Existen tantas opciones que no es necesario haber estudiado alguna carrera para llegar a tener hoy en día un trabajo o emprender por cuenta propia en Internet.

 

Hombre pensando

 

4. Aprende a priorizar

Identifica cuáles son las actividades que tienes que hacer en tu día a día y divídidelas por orden de prioridad.

Si no sabes qué hacer, comienza por realizar aquellas que pueden aportar más en la consecución de tus objetivos y que tienes que hacer de manera obligatoria porque es parte de tu trabajo y tienes una fecha determinada para realizarlo.

Deja al final aquellas cosas que no sean tan relevantes para quitarte el estrés de estar pensando en que tienes que terminar tal cosa en un determinado tiempo.

 

5. Aplica la regla de los 2 minutos

David Allen, consultor e instructor de la productividad, crea esta regla en donde propone que cuando nos cueste decidirnos por las tareas del día que tenemos que completar, lo mejor es llevar a cabo esas pequeñas tareas que apenas nos consumen tiempo.

Para ello, sólo necesitas escoger cuáles de las diferentes tareas que tienes que realizar te va a llevar efectivamente 2 minutos y las realices en ese momento.

Muchas veces no somos conscientes de la cantidad de cosas que podemos hacer en 2 minutos o incluso menos. Esto, además de irnos quitando tareas de encima, nos mueve del estado de pasividad en el que nos encontramos y hace que no caigamos en la procrastinación

 

6. Recopila y captura

Anota tus ideas y cosas pendientes en papel, calendarios o alguna aplicación de tu teléfono, no pretendas almacenarlas en la mente.

Si tratas de guardar todos aquellos pendientes que tienes por hacer o cosas importantes que deseas retomar más adelante o no tan importantes, pero que te gustaría tener acceso a ellas en algún momento, al final se te terminarán olvidando y esto puede repercutir en el logro de tus objetivos y por lo tanto, en tu productividad.

 

7. Haz una lista con tus actividades diarias

Para que puedas tener una mayor sensación de control en lo que estás haciendo en tu día a día, es recomendable que hagas una lista con todas aquellas actividades que tienes que hacer cada días, poniendo como prioridad, por supuesto, las que tienes que hacer con mayor urgencia sí o sí.

A lo largo del día puedes ir tachando aquellas actividades que has completado y así te vas con las siguientes.

 

Mujer escribiendo en una libreta

 

8. Escoge el momento adecuado para cada actividad

Generalmente, dependiendo del tipo de trabajo que uno tenga, por las mañanas nos sentimos más activos y concentrados para realizar las actividades que impliquen una mayor dificultad o concentración.

Por lo que es recomendable dejar aquellas tareas que son más demandantes a esas horas e ir haciendo otras que implique una menor concentración o energía en el resto del día.

Así que, es importante identificar cuál es nuestro mejor horario para ir realizando diferentes tipos de actividades.

 

9. Descansa de manera periódica

Si estás realizando actividades importantes que te demandan mucho tiempo y concentración, asegúrate de estar también tomando aunque sea pequeños descansos que van a permitirte, a parte de despejarte un momento, también aumentar tu rendimiento.

Esto es debido a que nuestra capacidad para mantener la atención tiene un tiempo limitado y cuando estamos haciéndolo por periodos largos de tiempo, nuestra atención empieza a decaer.

 

10. Evalúa

Asegúrate de que cada determinado tiempo, te dediques un espacio para evaluar todos tus avances, la manera en la que has ido encaminándote hacia tus objetivos, las tácticas que te han resultado más útiles y de qué manera podrías mejorarlas, que tan cerca estás de lograr tus objetivos, etc.

La finalidad es que te des cuenta de qué tanto aumentó tu productividad a partir de que comenzaste a practicar esta serie de técnicas y algunas otras más que estés implementando.

Y si no es así, detectes cuáles son las dificultades que has tenido y a partir de ahí, establezcas el siguiente plan de acción para mejorarlo.

 

Ilustración de una lista con una lupa

 

¡Te invito a poner en práctica esta seria de técnicas para que puedas aumentar tu productividad persona! Pero lo más importante, que puedas lograr todos y cada uno de tus objetivos.

 

Foto de autor invitado Soy Marissa Glover Aguilar, psicóloga con un máster en Terapias de Tercera Generación. Trabajo en el ámbito de la psicología clínica y también divulgo artículos de psicología y desarrollo personal en mi blog Dosis de psicología para compartir lo que me apasiona.
Shares
The following two tabs change content below.

María Ng García

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot

3 comments on “10 trucos infalibles para aumentar tu productividad personal

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

About the Author

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot