10 consejos para vender tu marca personal en una entrevista de trabajo

Cada vez que tenemos una entrevista de trabajo, lo primero que pensamos es “debo impresionar para conseguir el empleo”, pero casi nunca sabemos cómo diferenciarnos. Esto ocurre porque no sabes lo importante que es hoy en día unamarca personal al momento de tus entrevistas.

Por eso, nuestra invitada de hoy, Irene Benlloch de Modelo Currículum, te dará unos consejos para que puedas vender tu marca personal durante la entrevista y así obtener el puesto que aspiras.

 

¿Quién no ha oído hablar sobre la importancia de construir una buena marca personal?

Las empresas, los emprendedores, los grandes directivos… Todos y cada uno de ellos deben contar con una imagen de marca a prueba de bombas. Pero, ¿sabes que esta necesidad también es aplicable a las personas que buscan empleo?

Y, lo más importante, ¿eres consciente de que existen ciertos trucos para vender tu marca personal en una entrevista de trabajo?

 

¿Cómo puedo proyectar mi marca personal en una entrevista de trabajo?

Por mucha experiencia laboral y académica que acumules en tu Curriculum Vitae, si el reclutador que te entrevista no percibe cierta seña de identidad y cierto valor diferencial como profesional, difícilmente podrás destacar entre los cientos de candidatos que optan a tu mismo puesto de trabajo.

Es relativamente sencillo plasmar las aptitudes profesionales en un trozo de papel, pero, en última instancia, será tu talento y tu actitud lo que te haga ser recordado en una entrevista.

Para marcar la diferencia en una entrevista de trabajo, no basta con enumerar el sinfín de competencias profesionales que dominas: tienes que demostrarlas desde el minuto uno.

Lo queramos o no, la marca personal siempre se construye.

Los reclutadores, al igual que cualquier otro individuo, se hacen una imagen de nosotros mismos en base a lo que perciben de nuestra parte.

Por este motivo hay personas que deciden anticiparse a las valoraciones ajenas y gestionan su marca personal en base a lo que quieren transmitir como profesionales.

¿Quieres saber qué es lo que hacen estas personas para construir y vender su marca personal cuando la competencia es cada vez más feroz? Aquí te dejo 10 consejos para hacerlo. Presta especial atención.

 

 

10 consejos para vender tu marca personal en una entrevista de trabajo

 

1. Ten claro quién eres y qué quieres conseguir

El primer paso para construir una buena marca personal es saber quién eres, qué te apasiona y qué te diferencia como profesional.

Puede parecer algo básico, pero ya te adelantamos que es el paso más complicado de todos, puesto que supone el punto de partida de toda tu estrategia.

Si este punto falla o cojea… mal asunto. ¿Por qué? Porque si dudas sobre tus capacidades y objetivos, no serás capaz de comunicar tu valor diferencial como profesional (y, por ende, no podrás demostrar que eres la mejor opción).

Por ello, antes de presentarse a cualquier entrevista de trabajo, tendrás que hacer un buen ejercicio de introspección.

Reflexiona sobre tus fortalezas y debilidades como profesional, piensa en aquello que te diferencia del resto de los candidatos y delimita las metas que te gustaría conseguir a corto, medio y largo plazo. Siendo realistas, por supuesto; de nada sirve fijar unas metas inalcanzables.

Para proyectar tu marca personal en la entrevista, tanto tus acciones como las palabras que escojas deberán reflejar tus habilidades y los talentos únicos que te hacen especial.

Para que el reclutador sea consciente de tu valor, primero debes creértelo tú.

 

2. Investiga a la empresa que te va a entrevistar

Aunque creas que este punto no está relacionado con la construcción de tu marca personal en la entrevista de trabajo, te sorprenderá saber la gran cantidad de personas que acuden a una entrevista sin tener demasiada idea sobre lo que hace la compañía.

Muchos de estos candidatos se quedan únicamente con la descripción del puesto ofertado, y se inscriben en el proceso de selección de forma casi automática.

La sorpresa viene después, cuando el reclutador pregunta al candidato por el proyecto que más le ha gustado, por lo que opina sobre los clientes habituales de la empresa o por lo que mejoraría de la dinámica empresarial.

El candidato que no haya realizado este estudio previo aportará respuesta generalistas o, en el peor de los casos, se quedará en blanco.

Por lo tanto, si quieres empezar a diferenciarte de tu competencia desde el minuto uno de la entrevista, deberás conocer todos y cada uno de los detalles de la compañía.

La clave está en dejar constancia de lo que la empresa puede aportarte a nivel profesional, pero también de las contribuciones que puedes hacer tú si te contratan.

 

3. Sé sincero, pero siempre en su justa medida

La prudencia y la sinceridad son peldaños indiscutibles en la construcción de tu marca personal.

Bajo ningún concepto puedes mentir en tu currículum o en la entrevista de trabajo. Sin embargo, tampoco es necesario contar los detalles negativos de tu pasado profesional: un despido, desavenencias en antiguos puestos de trabajo, vacíos laborales en tu currículum, entre otros.

A no ser que te pregunten directamente por alguno de esos detalles (en este caso tendrás que responder con honestidad y sin hablar negativamente de otras personas) debes llevarte al reclutador a tu terreno y procurar dar la mejor versión de ti.

 

4. Aporta datos objetivos sobre tus logros profesionales

Pero cuidado: no se trata de enumerar todos y cada uno de los logros conseguidos a lo largo de tu carrera profesional, sino de seleccionar aquellos triunfos que pueden hacerte ganar puntos en la entrevista; es decir, aquellos que estén intrínsecamente relacionados con el puesto ofertado.

Estos logros han de ser demostrables, ya sea mediante cifras objetivas o con referencias personales de antiguos jefes o compañeros de trabajo.

Siempre que menciones alguno de estos triunfos, deberás asegurarte de contar con las pruebas necesarias. ¡No vendas humo!

 

 

5. Practica el arte del Storytelling

No hay nada más efectivo que una buena historia, y tu Elevator Pitch debe tener el gancho necesario para atrapar al reclutador y captar toda su atención.

Para ello, y siguiendo con el punto anterior, deberás seleccionar los logros y experiencias que mejor hablen de ti como profesional, y explicarlos de tal manera que transmitas tu pasión por el oficio.

Recuerda: es mucho más fácil mostrar entusiasmo contando una historia que te haya marcado, que haciendo una enumeración descafeinada de todos tus logros.

No te preocupes si tu fuerte no es la oratoria: en esta vida todo se puede practicar y reforzar.

¿Mi consejo? Deja a un lado la timidez y ensaya con alguna persona de confianza. Te sentirás mucho más seguro o segura y podrás recibir críticas constructivas que te hagan mejorar.

 

6. Prepara una carpeta con todo lo que puedas necesitar

En una entrevista de trabajo no se puede dar nada por hecho.

Que el reclutador haya leído tu currículum no significa que vaya a recordar todos los detalles importantes del mismo.

Por ello, nunca está de más que prepares una carpeta con todo aquello que consideres relevante para destacar tus cualidades diferenciadoras.

Como ya he mencionado, tanto tus palabras como tus acciones tendrán que reflejar la marca personal que has construido, y para ello deberás aportar documentos y ejemplos en los que apoyarte.

Un portafolio con tus mejores trabajos, artículos que te hayan publicado en algún medio importante, referencias personales de antiguos jefes o compañeros de profesión, cartas de recomendación… ¡Las posibilidades son inmensas!

 

 

7. Muéstrate cercano y cuida tu lenguaje no verbal

Todos hemos oído hablar sobre las preguntas incómodas en las entrevistas de trabajo, incluso muchos de nosotros las hemos experimentado en nuestras propias carnes, pero una cosa has de tener clara: el reclutador no es tu enemigo, estáis en el mismo barco (tú quieres conseguir el empleo; él, encontrar al mejor candidato).

Por lo tanto, debes demostrar que eres una persona cercana, segura de ti misma y sin miedos. Al fin y al cabo, nadie mejor que tú conoce tus puntos fuertes. ¡Úsalos a tu favor!

Y no te olvides de emplear un lenguaje corporal positivo: establece contacto visual, sonríe, endereza la espalda y presta atención a todo lo que te diga el reclutador.

 

8. Piensa en las preguntas que te gustaría hacer al reclutador

No son pocos los reclutadores que ofrecen la posibilidad de contestar las posibles dudas de los candidatos.

No obstante, muchos de ellos se quedan en blanco, se encogen de hombros y afirman que no tienen ninguna pregunta. ¡Y todo por no prepararlas con antelación!

No tener ninguna duda relacionada con las condiciones contractuales, el sueldo o la posibilidad de trabajar desde casa, por poner algunos de los ejemplos más habituales, hace que el candidato sea visto como alguien conformista o poco ambicioso.

Sin embargo, el que cuente con una marca personal reforzada no desaprovechará la oportunidad de preguntar todo cuanto desee.

 

9. Agradece la oportunidad de ser entrevistado

Pase lo que pase, y aunque la elección final no dependa 100% de ti, es recomendable que envíes un email de agradecimiento a la persona encargada de tu entrevista.

Agradece la oportunidad de haber sido entrevistado y deja constancia de tu disponibilidad a la hora de resolver cualquier posible duda.

 

 

10. Haz un seguimiento de tu candidatura

Como norma general, los reclutadores fijan una fecha aproximada para informar de los resultados del proceso de selección. Sin embargo, si pasan las semanas y no obtienes ninguna respuesta por parte de la empresa, no dudes en ponerte en contacto con ellos para saber si has sido seleccionado o descartado.

 

Esperemos que estos consejos te hayan ayudado a proyectar tu marca personal en tu próxima entrevista de trabajo.

Recuerda que para ello es fundamental saber quién eres y qué quieres en el ámbito profesional, así como escoger las palabras adecuadas para destacar tus fortalezas y virtudes.

 

Soy Irene Benlloch, editora de Modelo Currículum. En un mundo donde cada vez parece más complicado diferenciarse del resto y aportar algo nuevo como profesional, intento estar al día de las últimas tendencias en búsqueda de empleo, Recursos Humanos y marca personal. ¿Nos leemos?

 

Shares
The following two tabs change content below.

María Ng García

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

About the Author

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot