10 cosas que hacer si odias tu trabajo pero no puedes dejarlo

Odio mi trabajo

Son muy pocos los afortunados que han descubierto cómo hacer que les paguen por algo que les encanta, y que pueden llamar a eso “empleo”.

Pero la mayoría de personas (por desgracia) odian sus trabajos.

Se sienten atrapados en una cárcel a la que tienen que volver cada mañana y de la que no pueden escapar.

Las facturas de la casa, la comida, los médicos, o los colegios de los hijos no se pagan solos; y por eso sacrificamos nuestra felicidad y le damos un pedazo de nuestras almas a estos empleos horribles a cambio del dinero que necesitamos para sobrevivir.

Pero lo peor de todo es que tal y como está hoy en día el mercado laboral, es demasiado arriesgado dejar un empleo sin tener ya otro que nos proporcione el sueldo que necesitamos.

Si cada día te cuesta más levantarte para ir a trabajar, aquí tienes 10 consejos que te ayudarán a soportar mejor el día a día en tu entorno laboral tanto si no puedes dejarlo como si has decidido buscar otro empleo que te haga más feliz.

 

10 consejos que te ayudarán a soportar mejor tu trabajo

 

1. ¿Tu empleoo te hace infeliz? ¿O eres tú el que no es feliz?

Sé que cada uno tiene su propia vida, sus problemas y sus propias circunstancias.

Pero si has llegado al punto en el que cada mañana cuando te levantas piensas en lo mucho que odias tu trabajo, es bueno que tu primer paso sea analizarte a ti mismo.

A veces, cuando pasamos por una época difícil, incluso las cosas buenas de nuestra vida las vemos desde otro punto de vista más negativo. Y quizás si has tenido una mala época haya influido también en tu trabajo.

 

 

¿Cómo puedes saber si en realidad es sólo una mala racha o en verdad tu empleo ya no te motiva?

Si algunos días son buenos (aunque no sean la mayoría) y disfrutas con las tareas de tu trabajo, puede que sólo estés pasando por un mal momento de forma temporal.

Quizás en realidad lo que no te gusta es tu jefe, tus compañeros de trabajo, o puede que no te sientas valorado o que creas que trabajas demasiado para lo poco que te pagan.

Pero lo que haces en tu puesto sí te gusta, y por eso la mejor decisión sería cambiar a otra empresa en la puedas seguir realizando el mismo trabajo que has hecho hasta ahora.

Sin embargo, si cada vez te cuesta más despertarte por la mañana, y ya no disfrutas con las actividades que haces en tu puesto, es una clara señal de que tienes que cambiar no sólo de empleo, sino también de carrera profesional.

 

2. Quéjate, desahógate o llora si quieres

Puedes hacer cualquiera de esas tres cosas si quieres – o todas a la vez -, pero no lo hagas en la oficina.

Sacar fuera toda la basura que genera tu empleo dentro de ti es una gran manera de liberarte de esa negatividad y soportar mejor cada día en tu trabajo.

Hazlo con aquellas personas de confianza que están dispuestas a escucharte y apoyarte: tu familia, tu pareja, tus amigos, incluso con aquellos compañeros que también están hartos de ese empleo odioso.

Si no hay nadie con quien puedas quejarte de lo mucho que odias tu trabajo (los demás también tienen sus propios problemas y a veces no podrán ayudarte), prueba a desahogarte de manera anónima en Internet.

Hay muchos foros online en los que puedes registrarte sin dar tu nombre verdadero y decir todo lo que piensas sobre tu jefe, tu sueldo, o cualquier otro problema que tengas.

Así te sentirás mucho mejor y te quitarás un peso de encima, y si estás buscando un nuevo sitio donde trabajar, podrás preguntarles a otros por su opinión o que te den consejos  sobre la mejor forma de conseguir otro empleo.

 

Odio mi trabajo

 

3. Recuerda que esto no es para siempre

Es fácil pensar que no hay una solución a tu problema, o que tu situación nunca cambiará. Pero no es verdad.

Un trabajador normal ya no tiene un único trabajo a lo largo de toda su vida. ¡Tiene más de 5 empleos distintos hasta que se retira!

Según un estudio económico realizado en los últimos años, ahora la tendencia es trabajar en al menos 5 sitios distintos a lo largo de nuestras vidas.

Cambiar de empleo cada pocos años se ha convertido en una práctica común. Así que seguramente este trabajo que tienes ahora no sea el último.

Por eso no debes desmotivarte y creer que te vas a quedar en el mismo lugar para siempre.

Si no estás feliz en tu puesto, haz algo AHORA para cambiar tu situación y mejorarla. Empieza a buscar otros empleos en los que creas que vas a ser más feliz y productivo.

Mira ofertas, aplica a ellas, y si te contratan, despídete de tu trabajo actual.

En la vida el éxito en cualquier aspecto sólo se consigue asumiendo algún riesgo, probando e intentando hasta que encuentres lo que buscas.

 

Odio mi trabajo

 

4. Saca tiempo para ti

Este es un gran consejo tanto si odias tu trabajo como si no. Es muy fácil caer en la dolorosa rutina de despertarte, ir a trabajar, volver a casa, pensar en lo miserable que es tu vida, dormir, y vuelta a empezar de nuevo.

Por eso debes elegir una actividad que te guste y que te motive para introducirla en tu vida diaria, y que te haga disfrutar de los momentos que pasas fuera de la oficina.

Puede ser cualquier cosa que te haga feliz a ti: leer una revista, hacer deporte, dar clases de baile, ver una serie que te haga reír, dar un paseo por un bonito parque…

De ese modo los días no se te harán tan pesados, y esa actividad hará que te olvides de las horas que has pasado en tu trabajo.

 

Odio mi trabajo

 

5. Pon algo de diversión en tu trabajo

En todos (o en la mayoría) de empleos, no siempre se está trabajando. Hay pausas que puedes hacer para descansar, tomar algo, o comer.

Por eso en tu horario laboral debes intentar darte un descanso para que tu mente se despeje y tu cuerpo se relaje.

Escucha algo de música que te guste si te lo permiten, o en vez de comer dentro de la oficina, sal con tus compañeros y hacedlo fuera para usar ese tiempo para desconectar del ambiente de trabajo.

El truco es encontrar algo que te guste y con lo que puedas divertirte durante unos minutos cada día.

 

Odio mi trabajo

 

6. ¡El humor es la mejor medicina!

El dicho de “la risa es el mejor remedio para cualquier mal” no es sólo una frase que se dice para animar a los demás.

Está comprobado científicamente que el humor nos puede ayudar mucho a ver las peores situaciones desde otra perspectiva, y a manejarlas de forma positiva.

Así que intenta que en tu vida haya más risas y menos lágrimas.

¿Cómo puedes conseguirlo? Viendo por ejemplo programas o series de televisión que te hagan reír tanto que te caigas del sofá, o recordando viejas anécdotas con amigos de situaciones graciosas que os han pasado.

Mantener tu sentido del humor es lo que te ayudará a ser optimista cuando tengas que enfrentarte a los problemas de tu trabajo, de la vida, o de cualquier otra situación.

 

Odio mi trabajo

 

7. Concéntrate en tu vida fuera de la oficina

Si pasas 8 horas en tu empleo y 8 horas durmiendo, te quedan otras 8 horas con las que puedes hacer lo que te dé la gana.

¿Vas a dejar que un día terrible en el trabajo controle el resto del tiempo que pasas fuera de él? Si lo haces, lo único que conseguirás es perderte momentos que podrías haber disfrutado con alegría.

No dejes que la empresa para la que trabajas robe tu tiempo y tus ganas de vivir cuando sales por la puerta al final de tu jornada laboral.

Tómate tu tiempo libre para disfrutarlo como quieras sin pensar en lo que tienes que hacer mañana o lo que has tenido que soportar hoy en tu puesto.

Si te apetece ir al cine o quedarte en casa leyendo un buen libro, hazlo. Si estás cansado de trabajar en un empleo que odias, busca ofertas en otros sitios y aplica a ellas para tener una entrevista de trabajo.

Recuerda que lo que pase en tu trabajo, se queda en el trabajo.

 

Odio mi trabajo

 

Si cuando vuelves a casa lo único que haces es pensar en lo malo que es tu jefe, en el poco dinero que ganas, en que no eres feliz allí, pronto eso te empezará a comer por dentro, vivirás constantemente deprimido, y seguramente también afecte a los que tienes a tu alrededor.

Es más beneficioso para ti y para los que quieres dejar tus problemas laborales aparcados a un lado, aprovechar al máximo el tiempo que puedas compartir con ellos, y disfrutar de la vida.

Piensa también que gracias a ese empleo estás ganando un dinero que te permite comer y tener un techo bajo el que dormir.

Y si sientes que no te hace feliz o que no te alcanza para llegar a fin de mes, ¿qué haces todavía ahí parado? Mueve el culo y busca algo mejor AHORA.

Las oportunidades no van a llegar a tu puerta solas: tienes que ser TÚ quien vaya a por ellas, o de lo contrario pasarás toda tu vida sientiéndote miserable las 24 horas del día.

 

8. ¡No seas flojo!

Que odies tu trabajo no significa convertirte en un vago y dejar pasar las horas mirando el reloj hasta que llegue el momento de salir.

Eso sólo empeorará las cosas y hará que tu mente empiece a crear pensamientos negativos rápidamente que te deprimirán y te harán sentir mucho peor.

Además, si has decidido buscar otro empleo mejor para ti, tus jefes notarán que tienes una mala actitud y eso puede influir mucho en el siguiente trabajo al que quieras acceder.

Imagínate que en tu puesto actual no haces bien tus tareas, o siempre vas retrasado con ellas, llegas tarde, no haces caso de lo que tus superiores te dicen…

Cuando llegas a casa, mandas tu currículum a unas empresas en las que te encantaría trabajar, y un día te llaman para una entrevista de trabajo.

Vas a esa entrevista, todo sale bien, pero entonces llaman a tu actual jefe para tener referencias sobre ti. ¿Qué crees que él o ella le dirá al entrevistador?

Le contarán que últimamente no se te ve bien, que has empezado a flojear en tu trabajo, etc. Y obviamente así nadie querrá contratarte.

¿Ves ahora a lo que me refiero? Trata de ser el mejor empleado que puedas aunque tu trabajo te haga infeliz, porque un error como este puede salirte muy caro en el futuro…

 

Odio mi trabajo

 

9. Rodéate de personas que no pertenezcan a tu empleo

Tener amigos que trabajen contigo y salir con ellos de vez en cuando está bien. Pero debes evitar por todos los medios estar siempre en contacto con ellos.

No quiero decir que te distancies de esas personas, sino que también debes socializar fuera del ambiente laboral con gente que sea totalmente extraña a tu empleo.

Si no lo haces, al final acabarás sintiendo como si vivieras constantemente en el trabajo, porque siempre estarás rodeado de las mismas personas que ves en tu oficina a todas horas.

 

Odio mi trabajo

 

10. ¿Odias tu trabajo? Empieza a buscar otro mejor

Como ya te dije antes, si realmente odias tanto tu trabajo que ya no puedes seguir más en él, tienes que pasar a la acción ya para cambiar tu situación lo antes posible.

Con esto no te estoy diciendo que te despidas a lo loco y esperes a ver qué pasa. La situación económica hoy en día está muy mal, y ese puede ser un movimiento demasiado arriesgado.

Pero lo que sí puedes hacer es empezar a buscar otros empleos y aplicar a ellos para conseguir una entrevista de trabajo mientras tanto.

Escribe una lista de objetivos con tareas como buscar al menos 4 ofertas de empleo cada semana, enviar tu currículum a 15 empresas cada mes, etc.

Esta nueva búsqueda de trabajo hará que recuperes tu ilusión, y te vuelvas a sentir emocionado porque será una nueva etapa en tu vida en la que por fin estarás haciendo algo que te motiva.

No dejes que el miedo te paralice. El riesgo que vas a asumir es muy pequeño porque no dejarás tu actual empleo hasta que te contraten en otro.

Así que por el momento seguirás teniendo un sueldo seguro cada mes para pagar todos tus gastos.

En lo único que debes pensar es en que te espera un futuro mejor, y que sólo debes aguantar un poquito más en el lugar donde estás ahora hasta que pronto consigas un puesto en el que estés más a gusto.

 

Odio mi trabajo

 

Ten confianza en ti mismo y piensa que TODO tiene solución. No te agobies, sigue adelante con una sonrisa, y verás que aplicando los consejos de arriba tu vida mejorará. ¿Estás preparado para dejar el trabajo que tanto odias?

¡Déjame un comentario aquí abajo y cuéntame lo que piensas!

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

2 comments on “10 cosas que hacer si odias tu trabajo pero no puedes dejarlo

  1. Soy corredor de seguros actualmente y es un buen negocio pero muy esclavizado anterior mente hace 15 años comen se como vendedor de tarjetas de crédito pero por mi habilidad de vender y hacer dinero ASE 15años ganaba$1000 y me asendireon a supervisor o sea tema leder y también fui muy exitoso fui supervisor de la tarjeta americano exprés y supere las metas y me pasaron a supervisor de las targetas de alto perfil solo gente de dinero y también supere las metas pero trabajaba casi 12 horas ganaba bien pero no tenia tiempo para mi familia y me pase a ser corredor de seguros con HBS guía cancun México por mejor productor pero también no tengo tiempo para mi familia que por esta causa niestan con migo.

    Quiero algo diferente que pueda ganar dinero y no ocuparme tanto tiempo por eso estoy aqui. Buscar algo diferente que mede dinero sin trabar tanto estar mas tiempo con mi familia ganar muy bien tener vacaciones conoser muchos lugares hacer lo que me gusta

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *