Si no sabes qué estudiar, debes leer esto

no-se-que-estudiar

No es fácil saber a qué te gustaría dedicar tu vida profesional. ¿Cómo es posible tomar esta decisión que va a marcar tu estilo de vida a corto y largo plazo?.

Nunca podría decirte: creo que si te gustan las matemáticas, deberías estudiar ingeniería. No hay una regla general que permita hacer esta relación. Todos somos diferentes, tenemos muchas formas de vivir y desarrollar cada profesión.

Yo he estado en esa misma situación de angustia, de dudas y desorientación. La diferencia es que nadie escribió un artículo para mi. Hoy éste es para ti.

 

No sé qué estudiar… ¿Qué hago?

 

1. Dedica tu tiempo a lo que realmente importa

Nadie nace sabiendo. Además vivimos en una época dónde las fronteras han desaparecido, la tecnología evoluciona a cada instante y los conocimientos se intentan adaptar con rapidez. No nos lo ponen fácil.

Yo me equivoqué. Hice lo peor que podía hacer: invertí mi tiempo sin ser consciente de todo el valor que tenía. Me dejé llevar por lo que otros me decían y no me escuché a mi misma.

Esto es algo que debe quedarte muy claro. Tu tiempo es sólo tuyo, y se trata del recurso más valioso que tienes.

Es importante saber utilizar tu tiempo en lo que realmente importa. Como por ejemplo, en analizar en profundidad qué quieres estudiar durante los próximos años.

La peor forma de perder el tiempo es hacer cualquier cosa por obligación, o pasar 8 horas al día en un trabajo que odias o verte inmerso en una vida que no tiene un objetivo que te apasione.

Por eso, como te decía, si no sabes qué estudiar, estás en el buen camino. Es momento de dedicarle el tiempo que se merece a esta increíble y apasionante decisión.

 

no-se-que-estudiar

 

2. Deja de ver la vida pasar, ¡actúa!

En vez de pasar horas y horas, deprimido en el sofá viendo todas las series que aparecen en televisión. Sal ahí fuera y comienza a hacer cosas por ti mismo.

Nada de lo que hagas tiene que ser definitivo, pero es necesario que pruebes y te equivoques. Es la única forma de encontrar la opción que mejor encaja con tu forma de entender la vida.

No intentes saber todo con antelación. Cada situación en la vida necesita su tiempo de maduración y comprensión.

Escucha tus impulsos, tus sentimientos y deja que te guíen hacía dónde quieres realmente ir.

Puede que tu curiosidad se despierte cuando conozcas a una persona que trabaja en una importante multinacional como gestor de proyectos o por a una mujer que auto-publica sus libros mientras viaja.

No te dejes ilusionar ni te decidas aún por ninguna de esas opciones. Primero encuentra toda la información que pueda serte útil, pregunta personalmente todo lo que quieras saber.

¿Tiene libertad para tener sus propios horarios?, ¿cuál es el salario medio?, ¿qué es lo qué más le gusta de su trabajo?, ¿cambiaría alguna cosa? ó ¿qué podría haber hecho mejor?, ¿cómo?.

Todas estas preguntas te servirán para ir aclarando de una forma realista la verdad sobre tu futuro empleo. Hay veces que los test y guías de orientación no sirven de mucho, el mundo real es bastante diferente.

 

no-se-que-estudiar

 

3. Relájate y disfruta de las experiencias

Si estás leyendo esto es porque te has planteado seriamente tu elección. Debes saber que eres sólo un 1% entre todas las personas que tienen que tomar esa misma decisión.

De forma consciente o inconsciente, has decidido que no quieres vivir en piloto automático. ¡Debes estar muy orgullo de ello!.

Es bastante probable que no hayas oído aún hablar de esa profesión que te hará feliz. Hay cientos de ideas y proyectos ahí fuera que debes descubrir antes de poder elegir.

Este es el consejo que me hubiese gustado recibir: no es necesario que empieces a estudiar en el momento que acabas la escuela. Dedica un año de tu vida a viajar como voluntario a otro país, otra cultura.

Conoce a otras personas con perspectivas totalmente nuevas. Dedica tiempo a pensar, experimentar y sentir qué es lo que más te gusta hacer. Y como serás un voluntario, el dinero ya no es una excusa.

¿Te gusta trabajar con niños?, ¿o prefieres trabajar con marketing online?, ¿te gusta trabajar en equipo?, ¿los idiomas se te dan bien? ó ¿quizás lo que te gusta es el diseño?.

Hay tantas opciones que merece la pena que hagas un mini-test en la vida real. Viajando conocerás a mucha gente con las mismas inquietudes que tú y te será más sencillo decidirte.

 

no-se-que-estudiar

 

4. Sé positivo, eres muy afortunado

El simple hecho de tener la libertad de poder elegir a qué quieres dedicar tu tiempo de formación, ya es un gran privilegio. Y tienes que valorarlo, entenderlo y disfrutarlo como tal.

Tener pensamientos positivos es fundamental para atraer aquello que te hace feliz. Si mantienes tu mente ocupada con buenas ideas, será automática la conversión. Lo que estás necesitando aparecerá sin demasiado esfuerzo.

Los obstáculos que vayas encontrando serán aprendizajes muy valiosos para tu vida tanto personal como profesional. No te desanimes y busca siempre el motivo por el que ocurrió esa situación.

Esta forma de ver las cosas lo cambia todo, ¿verdad?.

No te conformes con la primera opción que te parezca aceptable. Siempre hay algo más allá. Cuando sea la definitiva, créeme que lo sabrás. Sé creativo y experimenta. Si no lo vives nunca sabrás si es para ti.

 

no-se-que-estudiar

 

5. Desarróllate tanto personal como profesionalmente

Lo que estudies va a convertirse en una parte muy importante de tu vida. Por lo que te recomiendo que el entorno y las personas que hagan lo mismo que tú, te resulten interesantes.

Piensa qué quieres hacer, nunca en lo qué quieres estudiar. Son dos conceptos muy diferentes.

Dicen que eres la suma de las cinco personas con las que más te relacionas. Por lo que tu entorno de trabajo debe ser lo suficientemente inspirador para ti como para crecer con ello.

Quiérete y no permitas que la necesidad de elegir algo con demasiada prisa te haga olvidar tu verdadera pasión.

 

no-se-que-estudiar

 

6. Sal de tu zona de confort

Tu zona de confort es ese lugar dónde conoces lo que ocurre y cómo ocurre. No hay espacio para las sorpresas, tampoco para tu desarrollo y evolución.

Si no sabes qué estudiar quizás sea porque no has dedicado energía suficiente a salir de tu zona de confort y conocer otros aspectos que te apasionan.

Es muy importante que seas proactivo, que busques otras alternativas, que enfrentes tus miedos y antepongas el deseo de mejorar tu calidad de vida.

Este video va a serte muy útil para aclarar algunos conceptos, disfrútalo.

 

 

7. Y todo esto para decirte, confía en ti

Es lo único que realmente importa. Si te esfuerzas en saber qué es lo que te gusta, cuáles son tus fortalezas y debilidades, entonces te será fácil acertar con la decisión.

Piensa, ¿en qué realmente me gustaría trabajar si el dinero no estuviese presente en esa decisión?. Esa es muy probable que sea la respuesta correcta.

Si trabajas en tus pasiones será mucho más sencillo que te conviertas en el mejor, que lo disfrutes y que seas feliz durante todo el tiempo que le dediques.

Prueba diferentes profesiones, experimenta, equivócate, pero sobre todo, vive cada día aprendiendo cosas nuevas que te gusta hacer. No te dejes influenciar, es tu decisión y de nadie más.

Como ejercicio te recomiendo que te sientes y escribas en papel (sí, es necesario que sea en papel), las respuestas a estas preguntas:

  • ¿Qué actividad me haría muy feliz hacer aunque no me pagasen por ello?.
  • ¿Cuánto tiempo me va a costar alcanzar esa meta?, ¿estoy dispuesto a esforzarme para ello?.
  • ¿Qué habilidades y conocimientos son necesarios?, ¿cómo los puedo conseguir?, ¿quiero hacerlo?.
  • ¿Estoy dispuesto a salir de mi zona de confort?, ¿cuándo?.

 

no-se-que-estudiar

 

Saber lo que quieres estudiar es una decisión a la que necesitas dedicarle el tiempo que se merece y equivocarte en el proceso de búsqueda.

Y aunque ahora mismo no tengas ni la más mínima idea de lo que podría ser, tienes que poner de tu parte para descubrirlo.

¿Sigues sin saber qué estudiar?, no te preocupes, cuéntamelo en los comentarios.

The following two tabs change content below.
Esmeralda

Esmeralda

Nómada de corazón, digital de profesión. Vivo viajando con mi negocio en la mochila. Apasionada por la fotografía y las palabras. Sé que con esfuerzo y dedicación, conseguiré todo lo que me proponga.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *