Cuánto cuesta montar una heladería artesanal (plan completo)

montar una heladeria

Montar una heladería artesanal es uno de los negocios que están más de moda y que generan más beneficios actualmente. Los helados están en todas partes y ya no son un producto sólo para el verano.

Se han convertido en un producto en el que el cliente pide calidad, creatividad y compromiso. Si eres capaz de ofrecer estos tres aspectos, es el negocio perfecto para ti.

Lo mejor de todo es que no requieres mucha inversión para montar una heladería artesanal. La distribución es sencilla, el público amplio y las ganancias se encuentran entre un 30% y el 100%.

Otra gran ventaja es que la competencia aún no es demasiada. Si lo analizas en profundidad descubrirás como el público quiere helados, ¡más y más!.

Pero, la gran pregunta es, ¿cuánto cuesta montar una heladería?.

La respuesta no puede ser demasiado específica pues dependerá de factores como la localización o la distribuidora que elijas, pero hay unas guías generales que te darán una clara idea de lo que necesitas.

 

¿Qué hace genial a una heladería?

Lo primero es diferenciar entre una heladería industrial y una artesanal. La heladería industrial tiene aproximadamente un 20% más de ganancias en el producto pero también un 70% menos de clientes.

Es momento de elegir entre calidad y cantidad. Para mi, lo más inteligente es que ofrezcas calidad a tus clientes. Una heladería artesanal siempre estará mejor valorada y obtendrá más reconocimiento.

Que sea una heladería artesanal no quiere decir que tengas que hacer tú mismo los helados. Hay grandes fábricas tradicionales que se dedican expresamente al suministro de la materia prima.

La constante demanda de helado también es un punto a favor. Ya no sólo se toma helado después de las comidas, también es agradable hacerlo después de la cena o para desayunar.

Es un negocio a tiempo completo, con horarios de jornada completa y unos gastos fijos mensuales. Necesitarás de un mínimo de dos trabajadores para cubrir la demanda diaria.

 

montar una heladeria

 

Los aspectos negativos de montar una heladería artesanal

Aunque no hay mucho que se pueda decir en contra de este delicioso negocio, es recomendable tener claros un par de puntos.

No es obligatorio, aunque sí recomendable, tener una mínima formación sobre los helados que vas a vender. Esto no significa que vayas a fabricarlos, pero tu servicio al cliente será más satisfactorio.

Tus empleados también deben saber explicar las diferencias entre sabores, el proceso de elaboración y la procedencia del helado. Cuanto más conozcan, mucho mejor para tu negocio.

Otro aspecto negativo que tienes que cuidar es que, como cualquier otro servicio de cara al público, debes cuidar mucho la imagen externa y la gestión interna de tu empresa.

Recuerda que el cliente siempre lleva la razón. Y aunque tengas algunos malentendidos, siempre será recomendable que ofrezcas tu mejor sonrisa.

 

montar una heladeria

 

Qué voy a necesitar para montar mi negocio

La inversión más fuerte que vas a tener que hacer es la cámara frigorífica y el muestrario de helados. Pero la buena noticia es que las empresas distribuidoras van a hacerte este proceso muy fácil.

Lo primero que tienes que definir es con qué compañía distribuidora quieres trabajar. Elige una tradicional, no demasiado conocida y que valore la creatividad.

Hay algunas franquicias que pueden darte muy buenas condiciones, pero no olvides que lo diferente vende más y mejor. A todos nos gusta sentirnos especiales, ofrece algo que no sea fácil de encontrar.

Este proveedor o franquicia te ayudará en los primeros pasos. No vas a necesitar invertir mucho dinero en comprar utensilios, sólo preocúpate de tener los mejores helados de la zona.

Para guardar los helados que no están a la vista del público necesitarás de una cámara de congelación junto con espacio para almacenar envases y productos útiles (servilletas, cucharillas, vasos).

 

montar una heladeria

 

Cómo repartir la inversión inicial 

Con los siguientes porcentajes podrás hacer una tabla precisa de todo lo que vas a necesitar invertir en cada uno de estos aspectos. Tómatelo con calma y analiza todo al mínimo detalle.

 

1. El mejor plan de negocios (0% del coste)

Este es uno de los puntos más importantes para conseguir que todo el trabajo que emplees en desarrollar tu negocio, sea productivo.

Un buen plan de negocios es la base de una buena idea ejecutada a tiempo. Si sabes cómo planificar todos los pasos con antelación, podrás generar buenas ganancias con menos riesgos.

Este es el momento en el que debes invertir el mayor número de horas para producir el mínimo riesgo posible. Todo lo que hagas en este punto será gratuito y no tendrá costes reales.

En un plan de negocios debes definir en qué va a consistir tu negocio, quién estará empleado en la empresa, los roles de cada integrante, la definición exacta de tu producto y de tus clientes.

Una vez que tengas todos esos aspectos analizados, podrás comenzar a generar beneficios basándote en información realista y verdadera. Identifica posibles problemas y organiza tus finanzas.

 

montar una heladeria

 

2. Habilitación de la empresa legal (20% del coste)

Abrir un negocio no es algo que se haga todos los días. Y uno de los contratiempos que puedes tener con tu heladería puede estar relacionado con el establecimiento legal.

Cuando decides pedir la licencia al organismo especializado, debes tener todo claro y justificado. En este momento estarás comenzando a invertir dinero y lo mejor es no desperdiciarlo.

La habilitación puede tardar unos meses en ser concedida y el precio dependerá del tamaño del local que quieras para tu heladería.

Encuentra un lugar que se encuentre lo más céntrico posible. Pero recuerda que eso será proporcional al precio que vas a pagar por él. Toma tu tiempo para encontrar el mejor.

 

montar una heladeria

 

3. Elige el local perfecto para tus planes (30% del coste)

Dependiendo de la escala del negocio al que quieras enfrentarte, tendrás que elegir un tipo de local u otro. No inviertas más de lo que necesitas, ni menos de lo básicamente aceptable.

El tipo de local también es algo para pensarlo con calma.

Si quieres algo pequeño (40 m2 para la zona pública y unos 60 m2 para la zona privada), tu inversión puede reducirse en un 60% y generar el mismo tipo de ganancias.

Si lo piensas, tomar un helado es algo que se hace mientras se pasea, no necesitas tener un salón comedor ni todos los gastos que eso significa. Simplifica y gana más.

Ahorra en espacio, en alquiler, en servicio y ofrece una heladería única. Recuerda, calidad antes que cantidad.

 

montar una heladeria

 

4. El mejor equipamiento y cómo conseguirlo (25% del coste)

El equipamiento necesario es sencillo en comparación con otros negocios. Una cámara de congelación y un expositor de vidrio para los helados serán los elementos más caros para tu negocio.

Pero por suerte, las franquicias de helados estarán encantadas de cederte la maquinaria pesada. Escríbeles un email, muéstrales tu plan de negocio, fotografías del local y deja que te hagan ofertas.

Puedes comprar inicialmente los helados a un proveedor y, según se consolide tu clientela y aumenten los ingresos, ampliar el negocio y lanzarte a fabricar tu propia marca de helados.

 

montar una heladeria

 

5. Dale un toque personal y auténtico (25% del coste)

La primera impresión que ofrezcas a tus clientes es muy importante. La decoración no tiene que ser muy cara ni sofisticada pero sí debe ser original.

Lo tienes todo, un producto de alta demanda, saludable y apto para todos los públicos. Ahora, haz que el cliente se sienta como en casa en tu heladería.

Lo que estás haciendo es un producto artesanal y los clientes notarán la diferencia. Convence a tus clientes de que eres lo mejor para ellos y volverán siempre.

 

montar una heladeria

Con estos cinco elementos bajo control, podrás calcular cuánto supone el coste total para montar una heladería. ¿Se te ocurre algún otro aspecto a tener en cuenta?, cuéntame en los comentarios.

The following two tabs change content below.
Esmeralda

Esmeralda

Nómada de corazón, digital de profesión. Vivo viajando con mi negocio en la mochila. Apasionada por la fotografía y las palabras. Sé que con esfuerzo y dedicación, conseguiré todo lo que me proponga.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *