9 ingresos residuales efectivos para duplicar tus ganancias

Imagina que te despiertas por la mañana, tomas tranquilamente tu desayuno, sales a hacer ejercicio, te dedicas tiempo a ti mismo y empleas sólo una hora para comprobar que tu negocio está funcionando.

Lo haces desde casa, sin atascos, sin estrés y sin agobios. Dedicas la tarde a estar con tu familia o a leer ese libro que tanto te gusta. Al final del día, compruebas tu cuenta bancaria y ves que has ganado $468.

Mi sueño siempre fue ganar dinero sin tener que trabajar más de 40 horas semanales. He leído tanto sobre personas que han conseguido ese nivel de confort que no podía dejar de desearlo.

Si eres como yo, si tienes un espíritu emprendedor y quieres ganar dinero de forma automática las 24 horas del día durante 7 días a la semana, tengo lo que necesitas.

Aunque te parezca imposible, es muy posible crear dinero sin trabajar directamente en ello. Es por eso que los ricos se hacen más ricos y los pobres, más pobres.

La diferencia está en la forma de pensar. Los ricos piensan en inversiones, en hacer que el dinero trabaje para ellos, mientras que los pobres sólo gastan el dinero que aún no tienen o que no pueden recuperar.

Antes de hablar de los ejemplos de ingresos residuales o pasivos, es necesario que tengas claro los dos conceptos.

 

Diferencia entre ingresos residuales y activos

Hay que tener muy clara la diferencia entre lo que son ingresos pasivos y activos. Seguramente si estás leyendo este artículo te suene un poco pero no tengas mucha idea de lo que significa.

Los ingresos activos son aquellos que se obtienen por cada hora de trabajo realizada. Es decir, si trabajas durante ocho horas al día y tu hora vale 5 dólares, puedes ganar 40 dólares diarios. No más, no menos.

Tus ingresos están directamente relacionados con el tiempo que empleas en ese trabajo. Un ejemplo puede ser tu trabajo en la oficina, si un día no vas a trabajar, no cobras. Así de simple.

En cambio, un ingreso residual es ese dinero que ganas por un trabajo que realizaste en un momento determinado pero que genera ganancias de forma automática.

El ejemplo más sencillo es el alquiler de casas. Puedes tener el inmueble y ganar un dinero automático cada mes. Pero si no puedes hacer esa inversión inicial para comprar la casa, hay muchas otras opciones.

Ten en cuenta que a veces un ingreso activo se llega a convertir en un ingreso pasivo. Por ejemplo si trabajas en crear un blog y una comunidad, puedes vender posteriormente productos a tu público.

 

ingresos residuales

 

14 ejemplos de ingresos residuales

Es importante que tengas en cuenta que lo que produzca debe ser atractivo para otras personas y que va a ser comprado sin que necesites trabajar más en ello.

Emplea el tiempo suficiente en estudiar el tipo de ingreso residual que quieres conseguir y si va a ser útil o demandado. No inviertas dinero ni tiempo en algo en lo que no tienes confianza.

 

1. Escribe un ebook

No necesita ser el mejor libro de tu vida, pero si que debe tener un público que quiera pagar por él. Estudia dos aspectos: qué se te da bien y qué está de moda en ese momento.

Tienes que ser muy constante y ponerte un horario de trabajo, o por el contrario no conseguirás terminar el libro nunca. Es uno de los fallos más comunes entre los escritores.

Sé lo más organizado posible. Ten claro el tema sobre lo que vas a escribir, contacta con expertos en el tema y pide consejo sobre cuál es la mejor forma de enganchar a tu audiencia.

Otra gran ventaja es que puedes publicar por ti mismo y ganar dinero sin necesitar de una editorial. Recuerda que el libro será digital por lo que no tendrás ni que imprimirlo.

En este enlace encontrarás la mejor guía sobre cómo publicar gratis tu libro en Amazon para ganar dinero.

 

ingresos residuales

 

2. Vender fotos en Internet

Si te apasiona la fotografía y tienes imágenes que pueden ser usadas por otras personas o empresas, puedes ganar bastante dinero con ello.

Es cierto que vas a necesitar de tener unas fotografías con alta calidad y que sean atractivas, pero todo se aprende. Si manejas correctamente una cámara, será fácil.

Busca páginas de venta de fotografías y ten una primera visión de lo que está a la venta. Verás que muchas de estas fotografías son sencillas, simples y que expresan sensaciones, objetos, acciones.

Evita las fotografías de paisajes o con demasiados elementos. Es importante que analices que tipo de fotografías pueden ser las adecuadas para una página web y que practiques.

 

ingresos residuales

 

3. Crea un curso online

Los cursos online también son uno de los productos estrella de los ingresos residuales. Un curso puede ser un simple documento pdf en el que cuentas cómo hacer algo.

Hay cursos de cocina, de explicación de programas, de ejercicio, de yoga, de alimentación saludable… no hay límites para la imaginación.

Utiliza las plataformas de cursos para tener más clientes. Estas ofrecen la posibilidad de hacer el marketing por ti y, a cambio, les ofreces un porcentaje pequeño de tus ganancias.

Como en el anterior caso, asegúrate de ofrecer algo que vaya a tener un público que lo compre. Haz un buen video de introducción y empieza a ganar dinero.

 

ingresos residuales

 

4. Crea una comunidad con membresía

Si consigues encontrar un nicho de personas que estén interesadas en estar en contacto, recibir noticias relacionadas con el sector o intercambiar valores, puedes crear esa comunidad.

Ten iniciativa, sé el organizador de las acciones, de los eventos, de las conversaciones. Y luego pide un pequeño precio por pertenecer a ese grupo y tener acceso a todos esos recursos.

El precio que consideres oportuno dependerá del tipo de membresía y del nivel adquisitivo de tu público. No hay reglas para ello. Sé creativo.

 

ingresos residuales

 

5. Afiliación a programas

Una afiliación no es más que un dinero que ganas por vender el producto o servicio de otra persona interesada. El porcentaje de ganancia depende de cada proveedor.

Por ejemplo, puedes recomendar a personas que pasen la noche en un determinado hotel y, si al final lo hacen, el hotel te pagará un 20% del precio que paguen esas personas. Todos salen ganando.

Hay muchos tipos de afiliaciones, escoge el que mejor se ajusta a tus necesidades y al público al que puedes llegar. Cuanto más vendas, más ganarás.

 

ingresos residuales

 

6. Vende plantillas para websites

Si has intentado hacer alguna vez una página web, sabrás que si vas a utilizar Word Press, necesitas de unas plantillas para poder tener un mínimo de profesionalidad en tu página.

Esas plantillas son de pago y, las ha realizado alguien que sigue ganando dinero de forma automática por cada una de las compras. La creó una vez, las gana durante toda la vida.

Si tienes un mínimo de conocimientos informáticos, esta es una muy buena inversión. Tarde o temprano todos necesitaremos de una página web y allí estarás tú para ofrecernos un buen producto.

 

ingresos residuales

 

7. Alquila viviendas

Este es un ingreso que necesita de un poco más de inversión inicial. Pero también puedes ser creativo y pensar en las casas o apartamentos que tiene tu familia.

Piensa en personas que tienen propiedades y haz un trato con ellos. Les propones ayudarles a poner en alquiler esas viviendas que tienen abandonadas y tú consigues un porcentaje de las ganancias.

Puedes utilizar plataformas como Airbnb o directamente con particulares. Una vez que las alquiles durante un periodo largo de tiempo, los ingresos serán mensuales, sin demasiado trabajo.

 

ingresos residuales

 

8. Crea un negocio

Puedes crear un negocio y no tener que hacer nada más en él. ¿Cómo?, muy sencillo, contratas a personas que trabajen en él. Tú sólo venderás lo que has creado, otros trabajarán en ello.

Estos ingresos de tu negocio llegarán directamente a ti sin que tengas que trabajar ocho horas diarias. Aunque posiblemente, al inicio tendrás que llevar un poco el control y la dirección.

Cuando encuentres a alguien de confianza que lo haga, podrás relajarte por completo.

 

ingresos residuales

 

9. Haz una biblioteca de recursos

Cuando estás comenzando con un negocio o proyecto, es muy posible que hayas trabajado durante horas para crear contenidos, plantillas u otro tipo de documentos.

Si a ti te han sido útiles esos documentos, también lo van a ser para otras personas que estén comenzando con el mismo trabajo que tú.

Sólo necesitas una página en la que expliques para qué pueden ser útiles tus productos y dar la opción de descargarlos pagando lo que consideres oportuno.

Recuerda ofrecer algún contenido gratuito para atraer a tu público. De ese forma habrán encontrado tu página con el resto de recursos que puedes vender.

 

 ingresos residuales

 

Elige uno o varios de estos 9 ingresos residuales y conseguirás duplicar tus ganancias en menos de lo que imaginas. ¡Cuéntame cómo lo has conseguido o cuál es tu plan de acción!

The following two tabs change content below.
Esmeralda

Esmeralda

Nómada de corazón, digital de profesión. Vivo viajando con mi negocio en la mochila. Apasionada por la fotografía y las palabras. Sé que con esfuerzo y dedicación, conseguiré todo lo que me proponga.

Deja un comentario