Por qué fracasar emprendiendo es la mejor manera de aprender

Fracasar emprendiendo

Creemos que tener una derrota es lo peor que nos puede pasar en la vida; lo vemos como si fuese un agujero que nos traga y del que no podemos salir. Pero en realidad fracasar puede ser lo mejor que te pase nunca.

En este post invitado de Esteve Castells te darás cuenta de las valiosísimas lecciones que un error te puede enseñar al emprender un negocio, y cómo puedes superar ese miedo que tienes al fracaso para crecer como persona.

 

Parménides dijo una vez “debes aprender todas las cosas, el corazón inquebrantable de la verdad persuasiva y las opiniones de los mortales en los que no hay garantía.”

Es por eso que para emprender exitosamente, debemos aprender de nuestros fallos y buscar el camino correcto para que nuestros proyectos puedan llegar a buen puerto.

 

Aprender de los errores es obligatorio

Habrá quien piense que un emprendedor que tenga éxito en su primer proyecto ha tenido suerte y no ha tenido problemas para ello; sin embargo lo más probable es que se haya encontrado con problemas, pero los ha sabido solucionar y advenirse a las dificultades.

Normalmente cuando se comete un error, es porque se asume un riesgo.

Uno de los fundamentos que debemos tener presentes es que para ganar hay que arriesgar, no vamos a conseguir grandes cosas si nos basamos en conceptos que ya existen, debemos ir más allá e innovar.

Eso no quiere decir que debamos ser un Steve Jobs en su época, pero sí que debemos buscarle un valor añadido a lo que vamos a crear.

Es imprescindible que sintamos que nuestro producto es bueno, ya que si ni nosotros mismos lo pensamos, ¿qué va a pensar un tercero?

 

Fracasar para aprender

 

Los fracasos son la base del éxito

No hay mejor manera de aprender que fallando; eso no quiere decir que debemos buscar el fracaso, pero sí que es bueno empezar probando distintos tipos de cosas, para al final decidirnos a qué nos queremos dedicar.

Aunque suene extraño, al principio es bueno “disparar a todos lados”, para luego poder ver qué ha funcionado y qué no.

Es un principio básico el ser analítico desdel minuto cero y tener bien medidos nuestros objetivos, ya sean monetarios, de tiempo…

Porque no nos olvidemos que nuestro más preciado recurso es el tiempo: el día solo tiene 24 horas y debemos optimizar nuestro modus operandi para conseguir una mejor gestión del tiempo.

 

Fracasar para aprender

 

Cómo superar un fracaso y aprender de tus errores

Lo primero de todo es analizar con calma la situación, ver qué has hecho mal y actuar para remediarlo.

Si fallaste en tu primer intento de crear una empresa, lo más probable es que no estabas preparado para ello. ¿Has pensado realmente qué consecuencias tiene el hecho de tener una empresa?

Para ello no hace falta una formación, pero ciertamente no viene mal. La gestión de dinero, personas y bienes materiales o inmateriales es complicada.

Y si la podemos apoyar con conocimiento previo, seguramente las probabilidades de éxito aumentarán de manera considerable.

También es un buen ejercicio hacer un through back to, es decir, volver al punto cero donde nació nuestra idea.

Es un ejercicio a veces complicado, pues la memoria no tiene capacidad ilimitada, y podemos olvidarlo con facilidad.

 

Fracasar para aprender

 

El hecho de volver al pasado y recordar dónde empezó todo nos ayudará a darle sentido a lo que hacemos, y ver si nuestra idea sigue siendo válida a día de hoy.

O si por lo contrario, se ha quedado obsoleta y ya no tiene cabida en el mercado o situación actual.

 

No todo es lo que realmente parece

Recuerda que no hay un impuesto para los que mienten, y muchos alardean de sus empresas y realmente van mucho más mal de lo que parece.

No te creas que eres el único que ha fracasado, porque hay miles de casos de empresas que hasta el día anterior a su cierre, iban a las mil maravillas.

El mundo está lleno de vendehúmos, personas que lo único que hacen es prometer cosas que saben que no van a cumplir, o que se dedican a hablar demagógicamente.

Es por eso que debemos evitar caer en este tipo de círculos y tener a gente de este tipo en nuestro proyecto, pues es casi seguro que no vamos a lograr nuestro propósito.

 

No tengas miedo al fracaso

Lo mejor que te puede pasar es fracasar. Durante los últimos años he podido ver muchos ejemplos de fracaso, tanto en proyectos personales como en proyectos de otras personas.

Y siempre se aprende algo. Entender el fracaso nos ayuda a mejorar en el futuro, a saber qué nos hizo fallar y no volver a cometer ese error.

Sin ir más lejos voy a explicar dos casos, uno de éxito y otro de fracaso en el mundo de Internet, aunque cada uno puede ser interpretado de distintas formas.

En Internet se puede ganar dinero de distintas formas, ya sea vendiendo productos como hace Amazon, o generando impresiones por publicidad, como hacen los diarios en general.

Es importante concebir qué es el éxito y qué no lo es; en el caso de mi web personal, para algunos podría ser fracaso ya que no está generando dinero directamente, pues no está monetizada.

Para mí es un caso de éxito, pues su función no es generar dinero pero si dar a conocer mi marca personal a las personas que están interesadas en mis servicios como consultor, o bien para reclutadores de empresas.

 

Fracasar para aprender

 

Otro proyecto que un amigo está llevando a cabo es Cuánto pesan los famosos, una web que se dedica a crear artículos solventando una necesidad para muchos: saber cuánto pesan y miden los famosos.

Aunque parezca ridículo la gente busca esto en los buscadores, y está en nuestra mano crear contenido optimizado y generar ingresos pasivos que van cayendo mes a mes.

Si te han gustado estos dos ejemplos, te invito a que nos expliques en qué proyectos has fracasado o en cuales has conseguido éxito, así todos podremos aprender. ¡Hasta pronto!

 

Fracasar para aprender Especialista SEO y apasionado del mundo del marketing digital.

Blogger y colaborador en diversos medios donde hablo sobre novedades en Google, tendencias en marketing digital o sobre emprendimiento en Internet.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *